#DOOM

5 momentos inolvidables en DOOM - N.º 3: el cuarto de baño del terror

  • 28 sept 2019
  • |
  • De: Joe Rybicki

Sí, lo sabemos, en DOOM todos los momentos son inolvidables. Pero algunos más que otros. Estos son los cinco que más nos gustan:

3. El cuarto de baño del terror

Los espejos tienen reservado un sitio muy especial en el género del cine de terror. De Poltergeist a Oculus: el espejo del mal, algo tan sencillo como un reflejo ha servido en innumerables ocasiones como elemento aterrador... y fuente casi ilimitada de sustos monumentales. Se ha llegado a un punto en el que los consumidores de cine de terror esperan que pase algo horrible en cuanto aparece un espejo, y, claro, a DOOM nunca se le pasaría por la cabeza decepcionar a su público...

DOOM 3 es el primer juego de la serie que salió en un momento en que la tecnología permitía mostrar reflejos en tiempo real en los juegos, e hizo un gran uso de dicha posibilidad.

En un momento bastante temprano del juego abrimos una puerta y nos encontramos en un cuarto de baño mugriento y manchado de sangre, iluminado tan solo por unos fluorescentes tenues y parpadeantes. Y sí, hay un espejo que pide a gritos que miremos en él. Pero en este caso, la cara que aparece si lo hacemos no es la de María Sangrienta ni la de Candyman. Es la nuestra, retorcida, corrompida y acompañada por un efecto de sonido absolutamente espantoso que solo puede definirse como “gutural”.

La pregunta es: ¿qué resulta más difícil de olvidar, la propia escena del espejo o las noches de insomnio que le siguieron?